Cómo sobrevivir a un martes 13 sin perder la cabeza

Hoy quiero contarte cómo sobrevivir a un martes 13 sin tener que perder la cabeza. Muchos piensan que la mala suerte no tiene nada que ver con el día en que se vive, pero sé por experiencia que no es exactamente así. No conozco los motivos por los que todo sale mal en este señalado día, por eso he tenido que buscar la forma de poder sobrevivir sin volverme tarumba.

Antecedentes

Las supersticiones en las distintas culturas son dignas de estudio. Desde el inicio de los tiempos, los humanos hemos intentado explicar todo lo que desconocemos desde un punto de vista científico. Los avances han sido espectaculares, pero con la mala suerte que parece que seguimos tan perdidos como el primer día. España es un país rico en supersticiones, por eso es fácil sucumbir a ellas sin darse cuenta.

No te voy a contar nada del martes 13. Si quieres saber más puedes leer la entrada de Wikipedia sobre este maldito día. Recuerda que todo lo que necesitas lo tienes en internet. Seguro que todo el mundo está colgando artículos sobre cómo y por qué tiene tan mala fama un martes como el de hoy. Yo prefiero contarte una historia que te ayudará a soportarlo con una sonrisa.

martes 13 suerte

Evita leer sobre el martes 13

Aunque antes te he invitado a leer más sobre este tema, no te recomiendo hacerlo. Si decides pasar el día investigando sobre las causas y las posibles consecuencias, lo más seguro es que acabes llamando a tu mala suerte. Lee otro tipo de cosas. Evita todo lo relacionado con este tema y céntrate en cosas más agradables.

No estoy diciendo que la mala suerte sea consecuencia de leer sobre el martes 13. Lo que intento explicarte es que las cosas pasan y no me parece buena idea pasar el día aumentando tus locuras mentales. Vive este día como si fuera un día cualquiera. Si el lunes no leíste sobre ese día, tampoco deberías hacerlo hoy.

Analiza tu pasado

Este punto me encanta. Yo suelo hacer un ejercicio que me ayuda a superar la mala suerte. Piensa en todo lo que te haya ido mal a lo largo de tu vida y descubrirás que nada de eso pasó en martes 13. No te voy a engañar, es muy posible que acabes deprimido por pensar en estas cosas, pero te aseguro que ya no sufrirás las consecuencias del día de la mala suerte.

También puedes pensar en los otros martes 13 y verás que te pasaron muchas cosas buenas. En el fondo esta superstición es una gran chorrada, por eso me la tomo a cachondeo. Lamento que tal vez hayas pensado que este post iba a ser algo serio. Espero que me lo perdones y sigas leyendo mis locuras.

martes 13 mala suerte

La buena suerte existe

Pensar que la buena suerte no depende de tus actos es un error que no puedes permitirte. Te animo a que salgas en busca de tu buena suerte. Es posible que al hacerlo te cruces con la mala suerte, pero no desistas, seguro que pronto vuelves al camino correcto. En mi larga experiencia como analista de la suerte he podido aprender algunos trucos que te van a ir genial.

La mala suerte se alimenta de la duda. No dejes que tu indecisión llame a los problemas. Desde que tengo uso de razón he comprobado que actuar sin pensar es lo más adecuado en días como el de hoy. Dicen que no es bueno tentar a la suerte, pero verás que hacerlo te reportará más beneficios que problemas. No tengas miedo, la buena suerte existe.

Defensa pasiva

Si no has sido capaz de hacer nada de lo anterior, te recomiendo que tomes medidas drásticas para poder sobrevivir a un martes 13. No hagas nada en todo el día. Llama al trabajo y avisa de que no vas a poder ir. Si se enfadan es su problema. Peor sería que te pasara algo malo y no pudieras volver a trabajar en meses. Piensa una buena excusa para que tu jefe no se enfade.

La defensa pasiva consiste en pasar todo el día en casa sin moverte. Ten preparada la comida y todo lo que podrías necesitar para aguantar hasta el día siguiente. Se trata de que no te muevas y así conseguir esconderte de la mala suerte. De hecho es lo que hago cada fin de año, pero por motivos muy diferentes. Lo importante es que todo pase rápido y que tu suerte se mantenga intacta.

Conclusiones

Sobrevivir a un martes 13 puede ser sencillo si te mentalizas para lograrlo sin demasiado esfuerzo. La vida puede dar muchas vueltas pero la suerte siempre actúa igual. Solo tienes que estar dispuesto a modificar algunas cosas y aceptar que la suerte sigue sus propias reglas.

Personalmente no recuerdo haberlo pasado mal en un día como el de hoy, pero si recuerdo haber sufrido mucho en fin de semana. No tengas miedo a arriesgar y desafiar a la suerte. Estoy convencido de que tarde o temprano tendrás buena suerte, pero comprenderé que decidas hacerlo otro día.

¿Qué te ha parecido mi post? ¿Te ves con fuerzas para sobrevivir a un martes 13 sin perder la cabeza? Recuerda que las cosas pasan y a veces no podemos hacer nada para evitarlo. No olvides comentar lo que quieras o si lo prefieres envíame un mensaje y te contestaré en cuanto pueda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *