5 mujeres que cambiaron mi forma de pensar

Hoy quiero hablarte de 5 mujeres que cambiaron mi forma de pensar para siempre. Son personas que he conocido en persona y otras que conozco por su papel en la historia. He querido escribir este post para apoyar la huelga feminista, pero ten en cuenta que es autobiográfico, por lo que también habla de mí.

Mi abuelita Benita

Es la persona que mejor me ha tratado en mi vida, con permiso de mi madre. Me hizo compañía en mis peores momentos y era una gran señora de su casa que siguió haciendo de todo hasta pasados los noventa años. Siempre estuvo pendiente de que no me faltara de nada y me hacía las mejores comidas del mundo.

Ahora que le he cogido el gusto a cocinar valoro mucho más lo que hacía por nosotros. Seguro que si les preguntas a mis primos te dirán los mismo de ella. Era dura como una piedra y se te daba con la zapatilla podía ponerte del revés, pero era tan buena que casi nunca tuve que verla enfadada.

Me llevo entre otros recuerdos su historia sobre los ovnis. Estaba convencida de que los ovnis nos visitaban y que se paraban en el terrado de arriba. Los años que viví con ella no observé nada raro, pero vete tú a saber si era cierto o no. Ella estaba segura de ello y no seré yo el que le lleve la contraria.

las mujeres

María Magdalena

Me da un poco de miedo hablar de esta gran mujer debido a su trabajo. Seguro que muchas se enfadarán al considerar que lo que hacía es denigrante para las mujeres. Tienen mucha razón, pero yo quiero hablar de ella por un motivo mucho más loable. Una razón positiva que demostrará la superioridad de la mujer sobre el hombre.

Aprovecho este párrafo para pedirte perdón por si eres creyente. Me gustaría advertirte de que el siguiente párrafo te va a parecer una absoluta blasfemia. Espero que comprendas que estoy intentando demostrar algo y que no he querido burlarme en ningún momento. Es mi manera de hacer este post más interesante.

Había una vez un hombre llamado Jesús, que era nuestro salvador y también es el hijo de dios enviado a la tierra para salvarnos a todos nosotros. Estoy convencido de que ya conoces la historia perfectamente. Esta gran mujer logró convertir a Jesucristo en un simple putero del patriarcado, y eso, queridos amigas y amigos, es lo más grande que he escuchado en toda mi vida.

Mi primera vez

Todos tenemos una primera vez, pero librarme de mi virginidad no fue cosa sencilla. Por suerte una chica de mi edad tuvo a gusto compartir ese dudoso honor conmigo. Ella no imaginaba que yo iba a ser un puto desastre, pero la verdad es que hice todo lo que pude. Me gustaría poder decir que he mejorado con los años pero me crecería la nariz.

Me enorgullece poder decir que no fue cosa de un día y que pude hacerlo por primera vez sintiéndome enamorado. Creo que el sentimiento era mutuo, así que podría haber sido mucho peor. Siempre es bueno poder mantener las formas y ser honesto con todo el mundo al recordar estos momentos.

Con el tiempo las cosas empeoraron y a día de hoy no tenemos ningún contacto. Aún y así lo recuerdo con cierto cariño. Que yo estuve fatal es un hecho, pero no creo que con otra persona lo hubiera hecho mejor. La primera vez que se hace, como sucede con la última vez, es bueno hacerlo enamorado.

las mujeres de mi vida

Billie Jean King

Cuando eres pequeño no te planteas las cosas de manera preconcebida. Recuerdo estar con ocho años en casa de unos amigos de mis padres mientras echaban un partido de tenis femenino. Los adultos comentaban que Billie Jean King era mejor que la mayoría de tenistas, asegurando que podría ganar el torneo masculino.

Aquello me dejó muy sorprendido, ya que en el fondo soy un hijo más del patriarcado, pero me impactó pensar que aquella señora era una especie de Wonder Woman del mundo del tenis. Sigo recordándolo como si fuera ayer y por eso te lo cuento en este post.

Yo pregunté por qué decían que eran mejores las mujeres tenistas que los hombres y me dijeron que Billie Jean había ganado a un campeón del U.S. Open. Lo contaban como si fuera la gran hazaña de la historia, así que me quedé con la copla. Años más tarde sacaron la película Battle of the Sexes que cuenta esa misma historia. Te recomiendo verla porque muy divertida y los actores lo hacen genial.

La madre que me parió

No podía hacer una lista sin hablar de la madre que me parió. Ella es la culpable de mis locuras, o al menos eso es lo que me digo cuando pienso que la culpa podría ser mía. Como ella no puede defenderse me siento bien y no vuelvo a pensar en ello. También es la responsable de lo bueno que hay en mí.

Siempre me quiso e intentó enseñarme a ser la mejor persona posible. Era culta y muy trabajadora, pero no me dejó solo ni cuando el odioso cáncer vino a por ella. Era buena con todo el mundo y ayudó siempre sin pedir nada a cambio. La verdad es que me hubiera gustado verla crecer y disfrutar más tiempo de ella.

Debo confesar que soy bastante fracaso, así que me consuela pensar que no ha tenido que sufrirme. Me enseñó a pensar por mí mismo y me obligó a aprender música. Me torturó con el piano hasta que le dije que ya no aguantaba más. Entonces fue muy comprensiva y dejé de estudiar música al día siguiente. Tiene gracia que después decidiera retomarlo y aprender a tocar la guitarra.

Conclusiones sobre las 5 mujeres

En el día de la huelga feminista debía hacer algo para apoyar a las mujeres de mi vida. No he querido tomármelo a broma pero quería cumplir con mi post semanal. Por eso he juntado las temáticas y he hecho este bonito escrito. Seguro que si has llegado al final es porque te habrá parecido una buena idea. Lo importante en la vida es pasarlo bien y ser lo mejor que se pueda llegar a ser.

Si te ha gustado mi post y quieres compartir algo puedes dejar un comentario para mejorar lo dicho. Ha sido bonito poder recordar algunos momentos importantes y poder compartirlos contigo. Vuelve siempre que quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *